Control Interno

¿Qué es el control interno?

Es un proceso integral de gestión efectuado por el titular, los funcionarios y servidores de una entidad, diseñado para enfrentar los riesgos en las operaciones de la gestión y dar seguridad razonable de que se alcanzarán los objetivos. En otras palabras, es la gestión orientada a minimizar riesgos.

Objetivos

  • Gestión pública
    Promover la efectividad, eficiencia y economía de las operaciones y calidad de los servicios
  • Lucha anticorrupción
    Proteger y conservar los recursos contra cualquier pérdida, dispendio, uso indebido, acto irregular o ilegal.
  • Legalidad
    Cumplir las leyes, reglamentos y normas gubernamentales.
  • Rendición de cuentas y acceso a la información pública
    Elaborar información válida y confiable, presentada con oportunidades.

Importancia

  • Contribuye fuertemente a optimizar la gestión
  • Es una herramienta que contribuye a combatir la corrupción.
  • Fortalece a la entidad para conseguir sus metas de desempeño y rentabilidad, así como a prevenir la pérdida de recursos.
  • Mejora de la ética institucional, al disuadir de comportamientos ilegales e incompatibles.
  • Facilita el aseguramiento de información financiera confiable y asegura que la entidad cumpla con las leyes y regulaciones, evitando pérdidas de reputación y otras consecuencias.

Roles

  • De la entidad
    Implementar, ejecutar y mantener el control interno en la entidad, como parte de su proceso de gestión.
  • De la Contraloría y los Órganos de Control Institucional (OCI)
    Promover y evaluar el funcionamiento del control interno en las entidades del Estado.
oefito-bb-small

¡Todos somos Control Interno!